jueves, mayo 20, 2004

La boda

Dicen en la cátedra de Monarquitis de la Carlos Tercero que el principal trabajo de las monarquías es el de follar.
Al ser asalariados deben hacerlo bien, so pena de que los siguientes sean contratados a través de una ETT. Para ello piden una comisión parlamentaria que verifique la categoría del semen, así como la calidad de la recepción, ya que la institución futura se marca por el sexo, ahora que no deriva de dios. Aunque insinúan que para follar no es necesario que lo hagan en las Bahamas sino en Benidorm, como los "turoperados" hijos del pueblo.

Una jefe de departamento escribe sobre la posibilidad de la inseminación artificial, o de un príncipe probeta; la manipulación genética podría crear prototipos, incluso para la exportación, por si algo falla: quizá tomando muestras a los cadáveres ilustres que se sufrieron, unificados en el Monasterio de El Escorial. Todo un Hola! perdurable y que no se frustren las ilusiones de tantos miles de idiotas que se congratulan en las bodas de los idiotas.

Jenofonte

No es de mi cosecha, sino de la de Jenofonte. ;)

1 Comments:

Blogger Ralfa dijo...

Corsaria te has salido. Chapeau.

20 de mayo de 2004, 16:17  

Publicar un comentario

<< Home